Charles Baudelaire

1821-1867

Escritor, poeta y crítico francés.

Esa necesidad de olvidar su yo en la carne extraña, es lo que el hombre llama noblemente necesidad de amar.
Para no ser los esclavos martirizados del tiempo, embriagaos, ¡embriagaros sin cesar! con vino, poesía o virtud, a vuestra guisa.
¡Ah qué grande es el mundo a la luz de las lámparas! ¡Y qué pequeño es a los ojos del recuerdo!
La vida es un hospital donde cada enfermo está poseído por el deseo de cambiar de cama.
No se puede olvidar el tiempo más que sirviéndose de él.
Lo bello es siempre raro. Lo que no es ligeramente deforme presenta un aspecto inservible.
Que procedas del cielo o del infierno, qué importa,¡Oh, Belleza! ¡monstruo enorme, horroroso, ingenuo!Si tu mirada, tu sonrisa, tu pie me abren la puertaDe un infinito que amo y jamás he conocido.
Las naciones son como ciertas familias; sólo a pesar suyo tienen grandes hombres.