Chamfort

1741-1794

Nicolás-Sebastien Roch. Académico francés.

Lo único que impide a Dios mandar un segundo diluvio, es que el primero fue inútil.
El amor gusta más que el matrimonio, porque las novelas gustan más que la historia.
El amor, tal como se practica hoy en la sociedad, no es más que un intercambio de dos fantasías y el contacto de dos epidermis.
Las pasiones hacen vivir al hombre, la sabiduría sólo le hace durar.
La modestia es la más inocente de las mentiras.
En el mundo se tiene tres clases de amigos: los que os aman, los que se cuidan de vos y los que os aborrecen.
La habilidad es a la astucia lo que la destreza a la estafa.
Vano quiere decir vacío; es tan ruin la vanidad que para afrentarla basta llamarla por su propio nombre.
Cuando se quiere ser agradable en sociedad es preciso resolverse a permitir que muchas cosas que sabemos nos sean enseñadas por personas que las ignoran.
Las tres cuartas partes de las locuras no son sino necedades.