Henrik Johan Ibsen

1828-1906

Dramaturgo noruego.

Pueden prohibirme seguir mi camino, pueden intentar forzar mi voluntad. Pero no pueden impedirme que, en el fondo de mi alma, elija a una o a otra.
Un verdadero espíritu de rebeldía es aquel que busca la felicidad en esta vida.
¿Cuál es el primer deber del hombre? La respuesta es muy breve: ser uno mismo.
Perderlo todo es ganarlo todo, porque no se posee eternamente más que lo que se ha perdido.
Si me hubiese quedado tranquilo en mi casa en vez de irme a sufrir por el mundo, ¡no me habría ahorrado pocas penas y pocos zapatos!
Buscar el yo en el poderío del oro es edificar sobre arena.
La mayoría nunca tiene razón.
Nunca lleves tus mejores pantalones cuando salgas a luchar por la paz y la libertad.