Lo que no ha pasado a mediodía puede pasar por la noche.

César Borgia

1475-1507