Una persona perezosa es un reloj sin agujas, siendo inútil tanto si anda como si está parado.